0

El lunes se produjo un aumento de combustibles del 12,5% en casi todas las estaciones de servicio, excepto en las estaciones de YPF, que tomó la decisión de esperar a que hubiera un acuerdo general de la industria y refinadores para llevar adelante el aumento”, comunicó el ministro de Economía, Sergio Massa.

 

“La decisión de cuidar el bolsillo de la gente tiene un primer impacto, que es la imposición del FMI en el marco del programa que Argentina tiene vigente con el Fondo, de una devaluación de la moneda del 22,5%. En el día de hoy, a partir de un trabajo entre productores, refinadores, la Secretaría de Energía, Aduana y la Secretaría de Comercio, hemos avanzado en un acuerdo. Implica que el aumento será el último hasta el 31 de octubre, no habrá más subas porque no habrá más aumentos en el tipo de cambio”, agregó el ministro, quien agradeció que YPF haya esperado al acuerdo con todo el sector para aumentar.

“Una parte del aumento lo asumen los consumidos, otra las empresas del sector y otra el Estado, que resigna impuestos para garantizar entre todos un sendero. Resignamos recursos fiscales y las empresas utilidades para cuidar el bolsillo de la gente”, destacó.

 

Desde Economía aseguraron que habrá beneficios fiscales que pueden ser quitados si las empresas violan el acuerdo y que se activará en la Secretaría de Energía un sistema de denuncias.

 

Con los ajustes, se estima que en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la nafta súper pase de $213,80 a $240,5 por litro y la nafta premium salte de $274,4 a $308,7. Por su parte, el diésel común pasará de costar $229,7 a $258,4 y el diésel euro aumentará de $313,5 a $352,6, según el porcentaje de suba informado por la compañía.

El encuentro estuvo encabezado por Massa y estuvieron presentes la secretaria de Energía Flavia Royon; Pablo González y Pablo Iuliano (YPF); Marcos Bulgheroni; Adrián Vila (Pluspetrol); Emilio Nadra y Rodrigo Fernández Deleo (CGC); Francisco Villamil (Vista); Ricardo Markous (Tecpetrol); Santiago Patrón Costas (Pampa Energy); Gustavo Scarini (PCR).

 

Shell y Puma

El martes las estaciones de servicio Shell y Puma fueron las primeras en mostrar el impacto de la devaluación y subieron los precios de sus combustibles.

 

El aumento no sorprendió en medio del salto del tipo de cambio oficial de $298,5 a $365,5 entre el viernes y el lunes (22,4%) y el tipo de cambio es uno de los factores que más incide en los costos de las petroleras.

 

Por otro lado, las empresas ya no estaban “atadas” al acuerdo de precios con el Gobierno, debido a que el convenio venció justamente este martes 15 de agosto. Además, la suba correspondiente al octavo mes del año (4,5%) se aplicó antes de los previsto e impactó en las primeras horas de este mes, pese a que originalmente se había acordado para hoy.

 

La medida fue tomada el mismo día en el que se dio a conocer que la inflación de julio fue del 6,3 por ciento.

 

Por infobae

Prensa Ahora Noticias

INSOSTENIBLE: EL PAN A CASI $700 EN ALGUNOS NEGOCIOS EN SAN JUAN

Noticia Anterior

UN INTENTO DE SAQUEO A UN SUPER EN ALBARDON; FUE DESARTICULADO

Proxima Noticia

No dejes de leer

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver Mas de ECONOMIA