0
COMPARTE ESTA NOTA

El encargado de negocios de Ucrania en la Argentina, Sergiy Nebrat, manifestó este viernes su insatisfacción con la posición del Gobierno argentino ante el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

«No estamos conformes con la respuesta de la Argentina», afirmó el funcionario y aseguró que espera poder concretar una reunión con el canciller Santiago Cafiero.

«Queremos una señal clara por parte de la Argentina para que le pida a Rusia que saque sus tropas militares. Vamos a hacer todo lo posible por la paz, pero vamos a defender a nuestro país y a nuestras familias», sostuvo el diplomático en rueda de prensa en la puerta de la embajada de Ucrania en Buenos Aires.

Según supo NA de fuentes oficiales, por el momento no habrá reunión con el canciller, luego de que esta semana el ucraniano fuera recibido por el número dos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jorge Neme.

Además, señalaron que Nebrat no solicitó ningún encuentro con Cafiero de manera formal.

«Anoche fue la noche más terrible para Kiev desde 1941, desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando la capital de Ucrania fue invadida por la Alemania nazi. Es el primer día en la historia del siglo XXI que un país con armas nucleares ataca ciudades civiles en Ucrania, esta noche atacaron 33 ciudades.

 

«Tenemos heridos y muertos en la población civil, no militares», narró, y continuó: «No estamos conformes con la respuesta argentina».

«Eso lo hacen el Kremlin y (Vladimir) Putin. El destino del mundo y de Europa está determinado ahora en Ucrania. Si Putin no encuentra la respuesta adecuada y no se detiene ahora, todos los estados europeos estarán en riesgo», advirtió Nebrat.

En la misma línea, aseguró: «Quiero pedir sanciones económicas de la Argentina contra Rusia, que dependen del Ministerio de Economía».

Prensa Ahora Noticias

ZELENSKI DIJO QUE RUSIA INTENTA TOMAR LA CAPITAL DE UCRANIA ESTA NOCHE

Noticia Anterior

DETIENEN A UN ANGAQUERO QUE ROBÓ EN ALBARDÓN

Proxima Noticia

No dejes de leer

Comments

Ver Mas de EL PAÍS